Miel o Azúcar

Piensa en dulce y lo primero que te viene a la mente es el azúcar. A menudo relacionamos la dulzura con el azúcar de mesa, pero tendemos a pasar por alto el hecho de que muchos otros tipos de edulcorantes naturales pueden reemplazarlo.

El sustituto del azúcar más común y naturalmente disponible es la miel. Los dos edulcorantes son bastante diferentes entre sí en términos de textura, sabor, composición y contenido nutricional,

Incluso ya que tanto la miel como el azúcar de mesa contienen azúcares naturales como la glucosa y la fructosa que son responsables de su dulzura.

Sin embargo, la composición de cada uno de estos carbohidratos es diferente, lo que genera diferencias en los valores nutricionales. Echemos un vistazo a algunas de las principales razones por las que debe elegir la miel sobre el azúcar.

Miel natural y azúcar en terrones
Miel versus azúcar

1. Composición

El azúcar o sacarosa contiene los dos monosacáridos: glucosa y fructosa. Cada molécula de sacarosa tiene una molécula de cada uno de estos dos carbohidratos simples, lo que hace que el azúcar sea 50% fructosa y 50% glucosa.

En cuanto a la miel, tiene aproximadamente un 38% de fructosa, 31% de glucosa, 17% de agua y 7% de maltosa, junto con algunos otros carbohidratos, sacarosa, minerales, enzimas, vitaminas, etc., en cantidades más pequeñas.

La composición puede variar para los diferentes sabores de la miel. Aunque tanto la miel como el azúcar contienen principalmente glucosa y fructosa, las diferencias en su dulzura y texturas se deben a las diferentes cantidades de sacarosa.

2. Nutrientes

Como se mencionó anteriormente, el azúcar de mesa es sacarosa pura, que contiene calorías vacías sin valor nutricional.

La miel tiene varios aminoácidos, minerales, vitaminas, enzimas y nutrientes esenciales que son los principales responsables de sus diversos beneficios para la salud.

La miel pura y sin procesar contiene riboflavina, niacina, ácido pantoténico, zinc, fósforo, magnesio, calcio, manganeso, potasio y más en pequeñas cantidades.

3. Calorías

Una cucharada de azúcar contiene 48 calorías, mientras que una cucharada de miel tiene 64 calorías.

Aunque la miel tiene más calorías, es más dulce que el azúcar debido a una mayor cantidad de fructosa que existe libremente y no está ligada a la glucosa, como en el caso del azúcar de mesa.

El alto contenido calórico de la miel es la razón por la que debe consumirse con moderación.

Además, al reemplazar el azúcar con miel, no es necesario que use la misma cantidad que el azúcar, considerando que una cantidad relativamente pequeña de miel puede aportar la misma dulzura a sus platos, postres o bebidas.

4. Índice glucémico

El índice glucémico o IG indica la rapidez con la que un determinado alimento hace que suba el nivel de azúcar en la sangre. El IG de la miel es 58, pero varía ya que está disponible en varios sabores.

El IG de algunos de los sabores de la miel puede ser menor si ese sabor tiene menos fructosa en comparación con los demás. El azúcar de mesa, por otro lado, puede tener un IG de entre 58 y 65.

En comparación con la miel, el azúcar puede aumentar los niveles de azúcar en sangre más rápidamente debido al alto contenido de fructosa y la falta de minerales.

5. Beneficios para la salud

Los beneficios de la miel superan con creces los beneficios del azúcar. Este edulcorante natural se ha utilizado durante mucho tiempo como medicamento por sus propiedades curativas.

Puede suprimir la tos, curar heridas, tratar la diarrea, proporcionar nutrición, ayudar con la pérdida de peso y aumentar la inmunidad, entre otras cosas.

Sus propiedades antioxidantes, antibacterianas, antifúngicas y antisépticas naturales te ayudan a resistir y combatir infecciones, enfermedades de la piel, afecciones respiratorias y problemas digestivos.

Por el contrario, se debe evitar el uso excesivo de azúcar, ya que puede provocar múltiples problemas de salud a largo plazo.

6. Sabores y tipos

El azúcar viene en varias formas, como blanco, marrón, en polvo, moscovado, turbinado y crudo, entre otros. La principal diferencia entre ellos es el grado de procesamiento, el tamaño de los cristales y la cantidad de melaza.

La miel está disponible en varios sabores naturales como romero, lavanda, tomillo, acacia, neem, mielada de roble, eucalipto, multiflora y muchos más.

Cada uno de estos sabores tiene beneficios únicos para la salud, lo que lo convierte en una excelente adición a su dieta diaria.

Distintos tipos de azúcar

¿Por qué debería evitar el azúcar?

Cuando se consume en exceso, el azúcar puede ser perjudicial para la salud. Además de causar aumento de peso, aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, cáncer, depresión y problemas cardíacos.

La ingesta excesiva constante de azúcar también puede causar hígado graso y frecuentes fluctuaciones en los niveles de energía. Acelera el proceso de envejecimiento de la piel y conduce al desarrollo del acné.

El azúcar también causa problemas renales, caries, envejecimiento celular, gota y deterioro cognitivo, entre otras cosas.

Además, como se mencionó anteriormente, el azúcar no tiene beneficios para la salud y, por lo tanto, debe evitarse tanto como sea posible.

dona hecha con azúcar

Elija la alternativa más saludable

Siguiendo la comparación anterior, está bastante claro que el uso excesivo de azúcar en su dieta puede causar serios problemas de salud a largo plazo.

Si bien tampoco es aconsejable el uso excesivo de miel, se recomienda que la incluya en su dieta en pequeñas cantidades todos los días. Llegando a la pregunta importante, ¿debería reemplazar el azúcar con miel? La respuesta simple es sí.

La miel puede tener un mayor contenido calórico, pero es más dulce que el azúcar y se puede agregar en menor cantidad para lograr el mismo dulzor.

Finalmente la presencia de minerales, vitaminas y otros nutrientes vitales es una ventaja adicional. Se recomienda especialmente durante la pandemia en curso por sus propiedades de refuerzo de la inmunidad.

Artículo de Parth Tripathi